Los que vayan estos días – hasta el 30 de abril – a la Miguel Marcos verán que hay una gran variedad temática en las composiciones de Sánchez. El artista manifiesta que todo es susceptible de ser “poparizado”, y así lo hace. No obstante, el humor y la ironía se pueden considerar como unas constantes de sus obras. En el texto de presentación que ha redactado la galería también se afirma, sobre las telas expuestas: “deslumbran por la perfección del maridaje del acrílico y del esmalte. Capturan al espectador en el magnetismo de los puntos y las líneas, que convergen en complejos retratos y escenarios cotidianos”. Actividad gratuita.

 

Cuándo: hasta el 30/04/2018         Hora: de lunes a viernes de 11.00 a 19.30

Galeria Miguel Marcos

Dónde: C/ Jonqueres, 10. Barcelona