En 1964 los quarks se propusieron como los bloques de construcción básicos de la materia. Después de numerosas búsquedas infructuosas de quarks libres en la naturaleza, la gran mayoría de los físicos rechazaron este modelo. Los quarks finalmente se descubrieron en una serie de experimentos de dispersión de electrones de alta energía. En estos experimentos, el haz de electrones y el equipo de detección eran el equivalente de un microscopio electrónico muy potente que sondeaba los interiores del protón y el neutrón. Los constituyentes puntuales se observaron en el interior, que más tarde se identificaron como quarks. El descubrimiento de los quarks cambió nuestra visión de la estructura básica de la materia y alteró el desarrollo futuro de la física de partículas.  Entrada: 4€

Compra tu entrada aquí

 

 

Cuándo: 26/04/2018     Hora: 19.00

CosmoCaixa Barcelona

Dónde: C/ Isaac Newton, 26. Barcelona